jueves, 19 de marzo de 2015

El futuro urbano del mundo es kitsch

Gurgaon  

La población del mundo para dentro de 70-80 años va a ser alrededor de 11 mil millones de habitantes. La población va a ser 80 % urbana. No está claro quién va a producir en el campo. Alguien nos alimentará. Pero las estadísticas lo dicen con absoluta firmeza. Seremos definitivamente y cada vez más urbanos. El crecimiento se repartirá en centenares de nuevas ciudades, sobre todo en las regiones emergentes, y en la expansión desmesurada de las ciudades ya existentes. Las megalópolis van a ser el rostro del hábitat del futuro cercano.

jueves, 12 de marzo de 2015

Frei Otto, se va, premiado


El arquitecto alemán Frei Otto 


La historia personal de Frei Otto, quien acaba de fallecer un día antes de recibir el premio Pritzker 2015, es una historia que está estrechamente vinculada con una visión especialmente moderna de la construcción del espacio. Puede resumirse, de una manera un poco tosca, en lo siguiente: la arquitectura se construye para que dure lo más posible, si fuese posible, para siempre, con estructuras sólidas y permanentes. 

martes, 10 de marzo de 2015

La trascendencia de un museo no se mide por el número de visitantes, sino por las conversaciones que genera
— Jorge Wagensberg 

martes, 3 de marzo de 2015

Cuando también lo dice uno de los grandes

Paulo Mendes da Rocha
Es de suponer que nadie pondrá en duda, hablando de arquitectura, la grandeza y autoridad de uno de los grandes arquitectos de Latinoamérica: Paulo Mendes da Rocha. Pues bien, en una entrevista para el periódico español El País, cuando toca el tema tan doloroso de nuestras ciudades, y en particular el de la brasileña Sao Paulo, el ganador del premio Pritzker 2006, afirma rotundamente dos cosas: uno, que nuestra manera de circular en vehículos individuales (la estupidez del automóvil), ha llegado a ser una locura y un crimen social, originado por la propia conformación de la sociedad capitalista. Y dos, que construir viviendas populares en las periferias de las ciudades es otro crimen imperdonable. Reconquistar para el uso social los terrenos mal utilizados en el centro de la ciudad es un requerimiento imperativo. Da gusto leer un juicio semejante, viniendo de alguien como Paulo Mendes da Rocha.

jueves, 26 de febrero de 2015

Lo verdaderamente esencial


 Carlos Raúl Villanueva, Plaza Cubierta UCV, Caracas, Venezuela.

La entrevista del arquitecto Severiano Porto -conocido desde hace tiempo por su extraordinaria capacidad de plantear y resolver los problemas que implica el construir en un territorio tan específico como el de la Amazonas- vuelve a abrir la discusión sobre un tema esencial. Un tema cada vez más importante. Tanto que perfectamente puede asumirse como EL TEMA. En efecto, para nuestros arquitectos y nuestra arquitectura, enfermos y enferma de imitación centralista, la pregunta de quiénes somos, sigue siendo fundamental. La tarea de reconocernos, de acometer el esfuerzo de identificarnos. De precisar, recortándolos, los caracteres que nos hacen, de algún modo, diferentes. Pero ya no con el viejo pretexto de hallar la forma de expresarnos formalmente. Para que las formas de nuestra arquitectura sugieran expresamente nuestras peculiaridades. No. Ya ahora (desde hace tiempo, en realidad) el asunto no es expresarnos. Sino de identificar los mecanismos a partir de los cuales o con los cuales podemos comprender lo necesario, lo imprescindible, lo que realmente define el ambiente en el cual vivimos y trabajamos: el ambiente natural, geográfico y climático, pero también el cultural e histórico.

martes, 10 de febrero de 2015

Lo que nos falta

Partenón /Grecia                                                            Aula Magna de la UCV / Caracas Venezuela

Arquitectos…Lo que llamamos el “gremio” no se ha constituido nunca como una sociedad de intereses superiores, una fraternidad, una “conspiración” inclusive. Cuando ha podido, ha logrado simplemente constituir un comité de defensa de las prerrogativas, de las autorías profesionales, de normas, privilegios o deberes, de recortes y diferencias con relación a las otras profesiones. Siempre referidos a la defensa de los honorarios, pero nunca alrededor de ese sentido común de la actividad que nos une y nos trasciende por sus cualidades específicas, como actividad humana de enorme prestigio, tradición e historia. Nunca se confronta con el paisaje de la arquitectura del mundo y pocas veces, y mal, con el local.