miércoles, 22 de marzo de 2017

Francis y Suiza



 (1) Buchner Bründler, Garden Tower, Suiza


Los arquitectos Buchner Bründler (1) diseñan un edificio en los Alpes suizos, que parece destinado a cubrirse de vegetación. Todos los pisos se recortan con corredores externos completamente libres. Las enredaderas y los arbustos los envuelven y la protección está dada por una malla metálica que cubre, estirándose, toda la fachada. 

El celebrado arquitecto Francis Kere, en África, Burkina Faso (2) construye obras de una inteligencia admirable, escuelas, dispensarios, etc. Con un mínimo de materiales y con un máximo de atención al clima. 

En las dos fotos vemos los resultados. Hermosos resultados, pero también dos lecciones: en Suiza son capaces de hacer lo que deberíamos haber aprendido a hacer, desde hace tiempo, aquí con la tremenda facilidad que nos da el trópico. En África, de diferente manera, ocurre lo mismo: del contexto surge la arquitectura. 

Y qué es lo que nos lo impide a nosotros? Respuesta: el etnocentrismo. Vemos con los ojos de una cultura de la cual derivamos y que admiramos. Pero que nos impide liberarnos. 

Así de simple. Patios, corredores y persianas, decían, dijeron, Villanueva, Fruto Vivas, Jimmy Alckok, Carlos Gómez, Legorburu, Rigamonti. Espacio, luz y vegetación tropical. 

Pero, ¿y los demás?

 (2) Dièbèdo Francis Kèrè, Clínica Quirúrgica y Centro de Salud, Burkina Faso



miércoles, 1 de marzo de 2017

lunes, 30 de enero de 2017

El absurdo más alto






Nunca, como hoy, en el planeta ha habido tantos rascacielos, torres, edificios altos, altos, altos, cada vez más altos. Apabullante desmentido a aquella suposición, luego del atentado a los torres del WTC, de que de ahí en adelante, se acabaría la tendencia a competir en altura. Hasta hubo quien pensó que con ese golpe tan dramático, se acabaría para siempre toda la tipología del rascacielos. 

lunes, 16 de enero de 2017

Y razones para el pesimismo


En este museo, MUSARQ, última estación del ferrocarril de los sueños, con muchas dificultades, (hay que reconocerlo: sin presupuesto y casi sin personal para cumplir con lo esencial, exhibir, conservar, documentar, debatir, difundir) tratamos de ceñirnos a la consigna de Gramsci, voluntad del optimismo y pesimismo de la inteligencia.

Así que, como decíamos, si acaso hay razones para ser optimistas, éstas se resumen en una suerte de apuesta, de anhelo, de esperanza de estar en lo cierto. Porque, de otro modo, es harto difícil seguir.

El optimismo es, al fin y al cabo, un acto de fe, una ilusión-intuición más, como otras tantas, útiles para la terapia del alma. Casi una religión. 

lunes, 9 de enero de 2017

Para el optimismo: tres razones


foto robada a Donatella y Raul Grioni


En los comienzos de año se acostumbra, por razones que deben estar bien arraigadas en el alma de las tradiciones humanas, hallar nuevas razones de optimismo. En realidad es más el deseo de imaginar un futuro con perspectivas distintas a las del pasado, son más ilusiones, bien justificadas, que hechos sobre los cuales colocar alguna certeza de mejoramiento. 

viernes, 6 de enero de 2017


Ha fallecido

 el eximio historiador Leonardo Benevolo,
 quien tuvo un importante papel en la formación 
 de la cultura arquitectónica moderna en elmundo y también en Venezuela.

Leonardo Benevolo en Margarita,
 en ocasión del Seminario  Internacional sobre el tema
 "Situación de la historiografía de la arquitectura latinoamericana",
octubre 1967.






Nos duele comunicar que ha fallecido
 el arquitecto Julio Riquesez.
Enero 2017

miércoles, 4 de enero de 2017

(1933-2016)

Ha fallecido
el arquitecto Daniel Fernández Shaw
quien, en autoría con Henrique Siso,
 con el conjunto del Parque Central,
cambió para siempre el perfil y el ánimo de la ciudad de Caracas